Cambio climático

17. diciembre 2009 | Por | Categoria: Camboya, Desarrollo, Destacados


 Cambio climáticoMucho se habla últimamente del cambio climático, con motivo de la Cumbre de Naciones Unidas que se está celebrando en Copenhaguen. Aquí, en el sudeste asiático, el cambio climático es también un tema recurrente en los medios de comunicación, aunque el enfoque es más monetario que medio ambiental. ¿Nos darán el dinero suficiente para asumir los costes de una política verde?
Lo cierto es que a la mayoría aquí le importa bastante poco las emisiones de gases o el retroceso de las zonas árticas. Todo eso, de momento, les queda muy lejos. No obstante, en su subconsciente saben que serán probablemente las regiones más afectadas por estos cambios climáticos. En las estimaciones realizadas por el Banco Asiático de Desarrollo, por ejemplo, se prevé un descenso del PIB para la zona del sudeste asiático de un 7 por ciento durante este siglo como consecuencia del cambio climático. La cosecha de arroz, principal sustento alimentario de la población, se verá además reducida en un 50 por ciento. Y antes estos datos, esconden la cola y dicen “Pero si esto no es culpa nuestra”.

Sean ciertas o no estas previsiones, lo cierto es que, aunque los países subdesarrollados o en desarrollo no son, en su mayoría, los principales emisores de gases contaminantes, no se puede decir que sean un modelo a seguir en cuanto a prácticas ecológicas. En Camboya, los contenedores de basura brillan por su ausencia y todo acaba tirado en la calle o en los ríos. Los cientos de miles de motos que circulan por las carreteras del país son también una importante fuente de contaminación. La palabra reciclaje no entra dentro de su vocabulario corriente. Y es que tienen mejores cosas de las que preocuparse, como de comer todos los días o intentar llevar una vida medianamente digna. Así que, por mucho que se reduzcan las emisiones contaminantes, ciertos países seguirán viviendo en medios contaminados si no se les proporcionan mejores condiciones de vida, ya que ellos mismos no se preocuparán de preservarlos. Creo que de eso no hablan en Copenhaguen.

pixel Cambio climático

Comentarios cerrados