Mujeres de sal

31. mayo 2010 | Por | Categoria: Camboya, Destacados


 Mujeres de salA menudo cogía mi moto e iba a verlas al atardecer. Eran como almas errantes que iban y venían continuamente con sus grandes canastos a la espalda. Era bello y angustioso al mismo tiempo, mezcla de los magníficos colores y sus caras de sufrimiento. Me llamaba la atención que un trabajo tan arduo fuera desempeñado mayoritariamente por mujeres. Dicen que también por niños, aunque yo no he visto ninguno, a pesar de haberme recorrido buena parte de las salinas de Kampot.

Pensé que estas mujeres que trabajan se merecían una historia, no sólo porque son una muestra de fuerza y tenacidad, sino porque son la prueba evidente de una sociedad, la camboyana, donde la mujer siempre trabaja más y siempre tiene menos. Una sociedad en la que, si pasas por delante de un café a las 11 de la mañana, todas sus sillas estarán ocupadas, pero ninguna de ellas por un alma femenina. Una sociedad en las que ellas tienen menos educación y peores condiciones de vida. Una sociedad en la que las venganzas se materializan en violaciones a la mujer o hija del enemigo y a veces incluso en su asesinato. Una sociedad en la que no es fácil vivir si eres hombre y casi imposible si eres mujer.

Y esa historia salió ayer en Analítico. La puedes leer aquí.

Y en Flickr puedes ver más fotos:

4654093685 9aea811400 Mujeres de sal 4654085005 922bd0c504 Mujeres de sal 4654702332 fe8def54b7 Mujeres de sal

pixel Mujeres de sal

Comentarios cerrados