¿Debería Estados Unidos limpiar Indochina?

28. junio 2010 | Por | Categoria: Asia, Camboya, Laos, Vietnam


agentenaranja ¿Debería Estados Unidos limpiar Indochina?

Estados Unidos roció Vietnam con miles de litros de Agente Naranja. /AP

Hace más de 50 años, Estados Unidos inició una guerra contra Vietnam que se convertiría en su gran derrota bélica. Estados Unidos vio herido su orgullo, pero las secuelas de esta acción militar fueron mucho más allá para los habitantes de la península de Indochina y aún hoy determinan la vida en Vietnam, Camboya y Laos ¿Debería Estados Unidos limpiar todos sus restos bélicos en el Sudeste asiático?

Más en Miradas de Internacional

pixel ¿Debería Estados Unidos limpiar Indochina?

4 comments
Deja tu comentario »

  1. Estados Unidos, entre otras cosas, debería pedir perdón por las barbaridades que han hecho en tantos lugares del mundo, entre ellos en Vietnam.
    ¿Es qe cuesta tanto pedir perdón cuando las cosas se han hecho mal o equivocadamente?

  2. Tienes razón, debería pedir perdón, pero eso no basta, porque entonces le saldrá demasiado barato y seguirá actuando impunemente y pidiendo luego perdón.

  3. Exacto Laura, no basta con pedir perdon de todas las atrocidades que han hecho, y que aun hoy siguen haciendo vendiéndolas como buenas acciones para salvar nuestra seguridad.

  4. Claro que debería limpiar Indochina. Es más, sería una buena idea que el país que cause daños a otro en acciones bélicas estuviese obligado después a repararlos. Así puede que se lo pensasen un poco antes de cometer atrocidades como la guerra química ilegal y perversa que Estados Unidos llevó a cabo en aquellos países.
    Por cierto, hace cinco días visité el Museo de la Memoria de la Guerra en Saigón. Impresiona y acongoja.
    El mensaje positivo dentro de todo el horrible testimonio que se muestra allí es que la primera sala está dedicada a las manifestaciones en contra de la guerra que tuvieron lugar en todo el mundo y la relevancia que se da a las multitudinarias movilizaciones de norteamericanos decentes en su país. Empezar la exposición con ese reconocimiento a los que se opusieron a aquella barbaridad es una muestra de la grandeza de los vietnamitas. Ni rastro de rencor.