Cinco claves de la primera sentencia a los Jemeres Rojos

1. agosto 2010 | Por | Categoria: Camboya, Jemeres Rojos


 Cinco claves de la primera sentencia a los Jemeres Rojos

Un periodista toma notas durante la lectura a la sentencia de Duch.

Poco tiempo he tenido para explicar de forma más completa la sentencia que este lunes se pronunció contra Duch, el llamado jefe torturador de los Jemeres Rojos. Este es un intento de sintetizar los puntos principales, pero en realidad se podrían escribir miles de páginas al respecto. Por ello añado al final una serie de links interesantes y los comentarios siempre están abiertos a preguntas o apreciaciones.

1.¿Qué  son las Cámaras Extraordinarias del Tribunal de Camboya?

Las Cámaras Extraordinarias del Tribunal de Camboya, más conocidas como Tribunal Internacional para los Jemeres Rojos, es un tribunal de carácter mixto (compuesto por jueces camboyanos e internacionales) cuyo objetivo es investigar y juzgar los crímenes cometidos durante el régimen de los Jemeres Rojos que gobernó Camboya entre el 17 de abril de 1975 y el 7 de enero de 1979.

Las Cámaras se establecieron oficialmente en 2006, pero el primer juicio no comenzó hasta febrero de 2009. Estaba previsto que el Tribunal realizara su cometido en un tiempo máximo de tres años, con la sentencia a los principales líderes aún vivos. En cuatro años, sólo se ha pronunciado una sentencia, por lo que es probable que la actividad del Tribunal continúe durante varios años más, si la falta de financiación y las interferencias políticas se lo permiten.

2. ¿Quién es Duch y de qué se le acusaba?

A Duch, de 67 años, se le conoce como el torturador de los Jemeres Rojos, aunque en realidad es el menos importante de los cinco detenidos que hasta el momento han sido investigados. Duch dirigió durante los casi cuatro años del régimen, primero como adjunto y luego como responsable máximo, el mayor centro de torturas del país, el S-21, una prisión ubicada en una antigua escuela. Tras la caída del régimen, Duch huyó al norte de Camboya, donde fue repudiado por sus antiguos camaradas. Se convirtió al cristianismo y fue encontrado por un periodista en 1999 cuando trabajaba en proyectos humanitarios.

El Tribunal acusó a Duch de crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra (graves violaciones de la convención de Ginebra de 1949), de asesinato y de tortura. Estas dos últimas acusaciones se basaban en la ley camboyana de 1956 y el Tribunal se ha declarado incompetente para juzgarlas. Se le imputaban al menos 12.273 muertes, perpetradas entre las paredes del S-21. Se le ha condenado por esas muertes y se ha reconocido que el número de víctimas fue probablemente mucho más elevado.

3. ¿Cuál han sido los términos de la sentencia?

El Tribunal ha impuesto una sentencia (en inglés y en pdf) de 35 años de prisión a Duch por crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra. De esos 35 años, el tribunal le ha reducido cinco en compensación a los años en que estuvo detenido ilegalmente por un tribunal militar, entre 1999 y 2007. Se le han descontado además los 11 años y 2 meses que Duch ha pasado ya en prisión, por lo que la pena total que tendrá que cumplir será de 18 años y 10 meses. La fiscalía había pedido una condena de 40 años de prisión, mientras que la defensa había solicitado la absolución.

El Tribunal expuso durante la lectura de la sentencia una larga argumentación a esta condena. En primer lugar, el Tribunal se ha declarado incompetente para juzgar a Duch según la ley camboyana de 1956. Además, el juez ha asegurado que no se han encontrado pruebas suficientes para determinar que el acusado participó personalmente en las torturas y en los asesinatos. Sin embargo, el tribunal ha reconocido su posición como jefe del S-21 y le declaró culpable de cometer crímenes y de inducir a cometerlos. No ha aceptado, por tanto, la tesis de la defensa sobre la responsabilidad limitada del acusado, ya que se encontraba bajo las órdenes de una instancia superior.

Como atenuantes, el Tribunal ha considerado la cooperación mostrada con el Tribunal, el reconocimiento de sus crímenes, sus muestras de arrepentimiento, las difíciles condiciones durante la Kampuchea Democrática y el potencial de rehabilitación del condenado. Teth Sambath, autor del documental Enemies of the People, apuntaba además en The Guardian a la posibilidad de que el Tribunal le haya impuesto una condena menor con el objetivo de obtener su colaboración en la investigación de los siguientes casos.

4. ¿Cuál ha sido la reacción de las víctimas ?

La reacción de las víctimas y de los camboyanos en general ha sido ambigua. Mientras que algunos clamaban por la injusticia de la sentencia, otros se mostraban satisfechos al pensar que Duch no volvería a poner un pie en la calle. Muchos no habían comprendido, sin embargo, que el tiempo que a Duch le queda en prisión es de tan sólo 19 años. Por otra parte, una gran parte de la sociedad camboyana desconoce la existencia del Tribunal.

Las reparaciones a las víctimas ha sido lo que ha ocasionado mayores protestas. El tribunal no ha reconocido prácticamente ninguna de sus peticiones, que se dirigían principalmente a acciones de memoria colectiva. Además, durante la lectura de la sentencia se obviaron los nombres de aquellas personas que no habían sido reconocidas como parte civil, lo que causó la decepción de muchos, según los abogados de la parte civil.

5.¿Qué pasará a partir de ahora?

La defensa y los fiscales tienen ahora 30 días para recurrir la sentencia. El abogado de Duch ya ha anunciado que presentará un recurso y los fiscales aún no se han pronunciado. Las víctimas no tienen la posibilidad de recurrir y tienen que hacer una petición a los fiscales para poder presentar un recurso.

Por otra parte, el Tribunal está investigando actualmente un segundo caso, que podría llevar al banquillo de los acusados a los líderes del régimen más importantes aún con vida: Ieng Sary, ministro de Asuntos Exteriores, Nuon Chean, número dos y principal ideólogo del régimen, Khieu Samphan, presidente de Kampuchea democrática e Ieng Thirith, ministra de Asuntos Sociales. Los cuatro están acusados de crímenes contra la humanidad y de genocidio Está previsto que este juicio sea convocado en septiembre y que sus sesiones empiecen a finales de año o principios de 2011.

Links relacionados:

pixel Cinco claves de la primera sentencia a los Jemeres Rojos

7 comments
Deja tu comentario »

  1. Hola Laura!!!
    vaya, soy parte de tu apellido!! jaja 😀

    bueno que muchísima suerte en el concurso este de los premios 20blogs, tienes un gran blog!! 😉 te apunto a mi lista!!

    un saludo, nos vemos!
    Diego, sorcios.com

  2. Se me erizo la piel de leer tu post..no conocia muchas cosas de las que has explicado…
    Me alegro de entrar a blogs y salir sabiendo algo mas..gracias por la aportacion.

    Un besito y una estrella.
    Mar
    P.D suerte en el concurso

  3. Buenos días Laura, hemos llegado a tu blog tras mirar la lista de blogs que se presentaban, como nosotros (nosotros en la categoría de viajes) al concurso de 20minutos, y tenemos que decirte que tus palabras nos han emocionado y que el diseño de tu blog nos ha parecido muy atractivo visualmente, motivos suficientes para darte el voto en la categoría de blogueros por el mundo, ¡te deseamos mucha mucha suerte!

  4. Muchas gracias a los tres por los comentarios y me alegro de que os haya gustado. Os deseo mucho suerte también a vosotros en el concurso. Ahora mismo voy a echar un vistazo a vuestros blogs y a comentarlos!!

  5. Hola, tu blog va excelente en los premios 20Blogs, jaja, lamentablemente mi blog va desastrozamente, apenas recibí 2 votos, jajaja. Si quieres puedes votarme: http://lablogoteca.20minutos.es/todo-blogger-17080/0/

    Un saludo y gracias 😉

  6. […] primera sentencia a Duch, emitida en julio de 2010, dejó un sabor agridulce entre la población camboyana. Este segundo […]

  7. […] Cinco claves de la primera sentencia a los Jemeres Rojos […]