Un año de El mundo desencajado

10. diciembre 2010 | Por | Categoria: Destacados


 Un año de El mundo desencajadoHace un año y dos días (por desgracia los últimos días he estado de viaje y no he podido publicar este post en la fecha exacta) nacía este blog. Seis días antes había llegado a Camboya y escribía, en un corto post, mis primeras impresiones sobre este país. Sin lugar a dudas, mi visión sobre el Sudeste Asiático ha cambiado mucho. Al principio era fácilmente fascinable, ahora soy fácilmente irritable. Y no porque la región haya dejado de gustarme, sino porque a medida que la voy comprendiendo, más difíciles me parecen las soluciones.

En aquel primer post, decía que mi intención era encontrar el hilo conductor que permitiera comprender esta región contradictoria, donde pocas cosas parecen tener sentido. He comenzado a desenroscar el hilo, pero aún queda mucha madeja en el cesto.

Ha sido un año intenso en el que he visitado, además de gran parte de Camboya, otros cuatro países (Japón, Tailandia, Laos y Vietnam) y me he acercado a la realidad de Birmania, país al que se me vetó la entrada y que sólo pude ver a través de los ojos de sus refugiados. La falta de tiempo no me ha permitido, a menudo, trasladar todo lo que he ido viviendo al blog y muchas historias se han quedado en mis libros de notas. Espero ir recuperándolas poco a poco e ir plasmando también las nuevas que me vaya encontrando. El blog sufrirá además cambios en los próximos meses, para darle más claridad y para albergar algunos proyectos nuevos que tengo en mente.

Aunque siempre dije que este blog era mi especie de ventana de desahogo y con eso ya era suficiente para mí, lo cierto es que he encontrado muchas personas que me han seguido durante este año, que me han escrito y que se han acordado de mí en momentos complicados, como la estampida de hace dos semanas, a pesar de ni siquiera conocerme en persona. Y he de confesar que se agradece infinitamente.

La profesión del periodista, dicen, pasa por una profunda crisis que la obligará a reinventarse. Estoy de acuerdo. Los más agoreros arguyen, sin embargo, que los periodistas sobran en una sociedad que sólo quiere consumir información ligera y que no tiene tiempo de reflexionar. Nada más lejos de la realidad. Durante este año mucha gente ha abierto debates interesantes en este blog y otros han sido más personales, a través del correo o de Facebook. Estoy convencida de que mucha gente necesita (y quiere) conocer mejor el mundo en el que vive y aportar su grano de arena para que sea más razonable.

Mi principal preocupación ha sido trasladar la idea de que lo que hacemos en un país puede tener una consecuencia directa en otro, a veces fatal en lugares subdesarrollados. Comprar una camiseta u otra puede hacer que una persona cobre un salario que roza la miseria o un sueldo digno. Apoyar ciertos programas de desarrollo puede ser más perjudicial que beneficioso. Y así un largo etcétera.

En realidad, la fórmula es compleja y creo que la única forma de enfrentarse a ello es con una mayor transparencia en la información. Exigir que se incluya en los productos no sólo la procedencia sino las condiciones en las que ha sido fabricado, obligar a las empresas a hacer públicas sus cuentas en países en desarrollo y a pagar sus impuestos o saber a qué se destina la ayuda al desarrollo y evitar que se use como un arma política es absolutamente necesario. No soy optimista en que se pueda conseguir a corto plazo, especialmente si no se incluye entre las reivindicaciones de la población.

No estoy del todo satisfecha con el blog. Creo que, durante este año, podría haber avanzado mucho más y es algo en lo que trabajaré durante los próximos doce meses. Pero os agradezco infinitamente que hayáis estado ahí y que lo sigáis estando.

pixel Un año de El mundo desencajado

12 comments
Deja tu comentario »

  1. Felicidades por el aniversario y por el blog.

  2. Un blog es algo a lo que es mejor no ponerle muchas exigencias. No es un trabajo sino un placer, y acaba siendo un reflejo de ti misma. Y así es como debe ser porque resulta mucho más próximo para el lector.
    Felicidades por el año blogueril y ánimos para todos los nuevos proyectos que quieres mostrar.

  3. Hola Laura,
    No te pongas tanta presión, a veces los críticos más duros somos nosotros mismos. Como tú has dicho, es para ti una ventana de desahogo. Tu blog es interesante y ameno de leer, a mi me gusta especialmente por el tono natural y cercano con que escribes.

    No obstante lo bueno de un blog es el «yo me lo guiso, yo me lo como», puedes cambiar lo que apetezca, dejarlo o retomarlo, tomar otro enfoque o tocar otros palos así que si lo que te apetece es introducir cambios ¡adelante! :) -yo ando también con los mismos propósitos en mente jejeje-

    ¡Felicidades blogoversarias!

  4. Muchas gracias a los tres!! La frustración viene sobre todo por todas esas historias que se han quedado por contar y que me hubiera gustado plasmar. El blog no me lo tomo por supuesto como un trabajo, precisamente me gusta porque en él puedo poner esas historias que ningún medio quiere porque son pequeñas historias individuales, la mayoría sin el perfil de la muerte, la violación sistemática de derechos humanos o similar. Pero creo que es bueno que haya cierta insatisfacción, eso me da ganas de seguir trabajando en él.

  5. Laura, haces una increible labor al mostrar la realidad que vives, tu blog es una ventana al sudeste asiático y como lector aprecio cada una de tus líneas. Es una lástima que haya gente que escriba un blog y lo llene de chorradas y alguien como tú que de verdad tiene algo que contar, algo diferente, una visión en primera plana, no disponga de tiempo para ello. Ánimo.

    Tengo interés en conocer esas historias que se han quedado en el tintero, nunca es tarde. Esta zona del mundo despierta mucho interés en mi y hay poca gente que escriba desde aquí.

    Felicidades por el aniversario.

    Mucho ánimo para seguir escribiendo.

  6. Estimada Laura: no tienes ni idea de la cantidad de ilusión que me hace leer tus escritos. Soy un forofo de tí. Yo también tengo mi blog y te puedo asegurar que sin ser periodista, me interesa muchísimo lo que viertes en todos tus escritos. Gracias a tus manifestaciones tengo una mayor conciencia de lo que ocurre en ésos lugares que nunca he visitado. Es muy importante que podamos comunicarnos. Nada ni nadie nos van a impedir que hablemos de las historias pequeñas o grandes de lo que son capaces mentes enfermas que deciden la vida de los demás. Hay que difundirlo a los cuatro vientos todo lo que podamos. ¡Animo! Espero con impaciencia tus experiencias, rabias y satisfacciones.

  7. @alberto @campomarco muchas gracias a los dos. El blog a veces no es sólo cuestión de tiempo, también de inspiración. No es como escribir una crónica para una agencia o un artículo para un periódico. Es más personal y no siempre soy capaz. Eso me ha pasado las últimas semanas, tras la estampida. Hubiera sacado tiempo para contar todo lo que ví, u otras historias que han venido después, pero andaba bastante agotada mentalmente y no me salían. Ahora ya estoy recuperando el ánimo y la inspiración 😉

  8. Felicidades, Laura.
    En mi opinión el blog está muy bien y sirve para echar una ojeada a esa parte del mundo de la que llega tan escasa información a España. Frescura y un enfoque independiente que transmite honestidad en los planteamientos. ¿Qué más se puede pedir?
    Me alegra saber que te animó que nos acordásemos de ti en los tristes momentos de la estampida. Fue preocupante porque parecía muy probable que estuvieras allí cubriendo una festividad tan importante.
    Sigue manteniéndonos informados con este periodismo tan digno.

  9. Felicidades, Laura. En mi opinión el blog está muy bien y sirve para echar una ojeada a esa parte del mundo de la que llega tan escasa información a España. Frescura y un enfoque independiente que transmite honestidad en los planteamientos. ¿Qué más se puede pedir? Me alegra saber que te animó que nos acordásemos de ti en los tristes momentos de la estampida. Fue preocupante porque parecía muy probable que estuvieras allí cubriendo una festividad tan importante. Sigue manteniéndonos informados con este periodismo tan digno.

  10. Bravo y ánimo.
    Veinte años no son nada 😉

  11. Laura, he leido todos los comentarios que muestras en tu blog, incluído el mio.
    Quiero que sepas que haces un periodismo, que yo reivindico, es real y llega desde tu corazón, expresando lo que ves y sientes y es, a mi modesto parecer, una crónica permanente de una realidad, que por desgracia aquí no llega en los medios «normales», con ésa nitidez que transmites.
    Por favor sigue con tu línea, es muy importante que la gente sepamos lo que ocurre, éste es el periodismo que a mí me interesa, el directo y que los que podemos darlo a conocer a toda nuestra gente que tenemos a nuestro lado y que consideramos que tienen que saberlo; es el periodismo que yo llamo PERIODISMO RED.
    Sigue, por favor. Espero impaciente tus noticias. Gracias.

  12. […] y como había anunciado en el post del aniversario de El mundo desencajado, me he puesto a reformar el blog, por lo que en los próximos escribiré menos (de hecho, ya en las […]