Los dos juicios a Pol Pot

18. enero 2011 | Por | Categoria: En portada


Se suele decir que Pol Pot murió sin ser juzgado. En realidad, el sonriente profesor de literatura francesa que llevó a la muerte a dos millones de camboyanos fue juzgado dos veces a lo largo de su vida: una, poco después de que cayera el régimen que dirigió; otra, poco antes de morir.

En agosto de 1979, el llamado Tribunal Revolucionario del Pueblo condenó en rebeldía a Pol Pot y a su ministro de Asuntos Exteriores, Ieng Sary, a pena de muerte por los crímenes cometidos durante los casi cuatro años en los que el régimen de los Jemeres Rojos estuvo en el poder. Un juicio que, en muchos aspectos, se parece a los famosos juicios de Nuremberg que sucedieron a la II Guerra Mundial, pero que ha pasado a la historia con menos fortuna.

Desde el primer momento el juicio fue criticado, tanto por aquellos que participaron como los que no.  “Cuando se celebró el juicio, Phnom Penh era una ciudad fantasma, después de haber sido vaciada por los Jemeres Rojos cuando tomaron el poder en 1975. […] Mi primera reacción al llegar a Phnom Penh fue preguntarme por qué algunos se molestaban en celebrar un juicio cuando había tanto que hacer para restablecer la vida normal”, asegura John Quigley, abogado que participó durante el proceso.

juicio polpot Los dos juicios a Pol Pot

Apertura del juicio a Pol Pot e Ieng Sary./ SPK (agencia de noticias de Camboya)

Al igual que el juicio que se está desarrollando actualmente en Phnom Penh, la principal acusación era de genocidio. El juicio fue sin embargo acusado de show mediático, cuyo único objetivo era legitimizar al nuevo gobierno (en realidad lo era), dirigido por Pen Sovan, formado tras la entrada de las tropas de Vietnam en el país. Esta presencia vietnamita, que duró diez años, llevó al nuevo gobierno por un camino de penurias para ser reconocido internacionalmente, hasta tal punto que los Jemeres Rojos ocuparon la silla de Camboya en la Asamblea de las Naciones Unidas hasta 1992.

PolPot Los dos juicios a Pol PotSin embargo, no fue únicamente la presencia vietnamita lo que determinó la falta de apoyo al juicio. Al contrario de lo que ocurre con el juicio actual, el tribunal que entonces se constituyó era exclusivamente nacional, y a pesar de que contó con la presencia de varios juristas y asesores internacionales, como el propio Quigley, la comunidad internacional (lease Estados Unidos y China) no podía controlar su resultado y ni siquiera prestó ayuda en las investigaciones o el desarrollo del juicio. De hecho, la participación de ambos países en la llegada al poder y en las atrocidades cometidas por los Jemeres Rojos fue ampliamente discutida.

Por supuesto, el juicio no fue, ni mucho menos, un proceso modélico. Las purgas intelectuales que llevó a cabo el régimen de la Kampuchea Democrática, como se conoció al país bajo los Jemeres Rojos, dificultó la tarea de interpretar la ley por la falta de expertos jurídicos. El juicio se centró además sólo en las dos figuras principales, lo que demuestra que el principal objetivo no era saber qué pasó, sino desacreditar el anterior régimen. Por último, el juicio en rebeldía, es decir, sin que los acusados estuvieran presentes, dejó simplemente a su sentencia sin efectos reales y ni Pol Pot ni Ieng Sary fueron nunca castigados a la pena de muerte impuesta (Ieng Sary recibiría incluso una amnistía real en 1996).

El segundo juicio tuvo lugar casi veinte años después, en 1997, y fue impulsado por otro jemer rojo, Ta Mok, también conocido como El carnicero, por su sangriento balance de víctimas. Tras dos décadas de reclusión en la jungla, los Jemeres Rojos habían perdido su devoción por su antiguo líder. La orden dada por Pol Pot para matar a Son Sen, antiguo ministro de Defensa de la Kampuchea Democrática, terminó de minar sus apoyos.

El jurado, formado por los nuevos líderes de los Jemeres Rojos, condenó a Pol Pot por ofensas a un arresto domiciliario de por vida. Un periodista americano, Nate Thayer, pudo presenciar, grabar y hacer la última entrevista (y una de las pocas que concertó durante su vida) a Pol Pot antes de morir: 

No se sabe con certeza si alguien se encargó de hacer cumplir a Pol Pot su condena. Murió, no obstante, poco después, el 15 de abril de 1998, a los 73 años de edad, habiendo sido juzgado dos veces, pero sin haber pagado por las fatales consecuencias de su loco proyecto de Kampuchea Democrática.

pixel Los dos juicios a Pol Pot

15 comments
Deja tu comentario »

  1. Muy interesante el apunte histórico, gracias por compartirlo.

    Es triste que se utilizara el juicio con fines políticos para legitimar un nuevo gobierno y que finalmente este genocida quedara impune y viviera hasta el fin de sus días sin recibir su merecido castigo.

  2. En realidad, no creo que el actual juicio sea menos político, yo diría que incluso más, porque además de los intereses camboyanos están los intereses internacionales. Hubo mucha razones por las que Pol Pot no recibió su merecido, entre ellas el apoyo de la comunidad internacional. Yo tengo muy claro que si el gobierno camboyano o el ejército vietnamita hubieran podido capturar a Pol Pot y a Ieng Sary, la pena de muerte se habría aplicado.

  3. Entiendo. ¿Piensas que la intervención de Vietnam por las constantes incursiones territoriales fue indispensable para expulsar del poder a Pol Pot o que tarde o temprano la presión internacional hubiera sido suficientemente para detener el regimen de terror? Según parece China le apoyaba y EEUU incluso planeaba utilizarle como marioneta para contener la influencia de la recién victoriosa Vietnam comunista en Indochina, lo cual da hasta escalofríos pensar. ¿Es que acaso los vietnamitas eran los únicos conscientes de las atrocidades que estaba cometiendo el régimen Jemer y los únicos dispuestos a hacer el trabajo sucio?

  4. Bueno, es probable que se hubieran dado otras causas que hubieran debilitado el régimen de Pol Pot, pero si no hubiesen sido los vietnamitas, creo que la caída hubiera venido desde dentro, no desde fuera. Todo el mundo sabía lo que estaba pasando, incluidos EEUU y especialmente China, pero a los dos les venía bien ese régimen allí. Lo consideraban un buen tapón para Vietnam. Y Vietnam sólo reaccionó por las incursiones jemeres, tampoco por una ayuda humanitaria.

  5. Gracias por darme tu opinión al respecto.

  6. No puedo soportar las calumnias en contra de personas que intentaron luchar contra la corriente corruptiva de este mundo. El gobierno de pol pot fue mas religioso que politico. Lo unico que quiso es evitar lo que hoy dia sufrimos; los adulterios, los robos, las inmoralidades, los antivalores, el amor al dinero que desembocan en crimenes o delitos, etc. El sabia que de las grandes ciudades venian la corrupcion humana causada por el desmedido libertinaje. Tener un televisor, una radio, una revista o cualquier medio que facilite la degeneracion humana ya era un delito penal, pues el que los poseia ya estaba “contaminado con la corriente mundana y perversa”. Estimaba los valores del matrimonio y el espiritu como elemento opuesto al materialismo, y predicaba el exterminio de todo aquel que quiera alterarlos. El dinero y las inmoralidades eran considerados enemigos mortales del espiritu

  7. Y me parece que hay que volver a repetir la historia ya que ni a la calle se puede salir de tan insolente que esta la gente. Te agreden por diversion, te matan por dinero, destruyen familias por sexo. Todo esto es peor de lo que paso camboya. SHALOT SAR TENIA RAZON!!!!!!!!!!. A la gente corrupta hay que liquidarlos

  8. La naturaleza del ser humano es salvaje, pero hay que formarlo para que sea hombre. Cuando hablamos de hombre hablamos de ese ser con espiritu, que comprende todo lo que hay o sucede a su alrededor, respetandolo. Aquel ser respetuoso, piadoso, moderado, solidario, sin maldades. Pero hay seres humanos que no quieren entender por hacer caso a las costumbres perversas de hoy dia, y justamente contra esos seres malvados y revoltosos, corruptores y materialistas, pol pot inicio una campaña de “limpieza contra la inmundicia humana”, entre ellos adulteros, prostitutas, ladrones, estafadores, violadores, mentirosos, rebeldes y traidores.

  9. Y lo peor es que quieren darle motivos politicos o mercantiles a estos regimenes. Motivos justamente inventados por los que matan por pura maldad o por dinero, por petroleo, por deseos macabros de someter a los demas y humillarlos despues

  10. Francamente, Domi, no puedo estar de acuerdo contigo. Entiendo las razones que puede haber en defender una sociedad menos materialista y más igualitaria, pero no en exterminar a una población para conseguirlo. Por otra parte, el régimen de Pol Pot distó mucho de ser lo que cuentas. Es cierto que eliminó el dinero, pero la sociedad no era igualitaria, había dos clases, el pueblo viejo y el nuevo, los soldados mercadeaban con el oro y otros aparatos de valor para obtener cosas que el Angkar no les hubiera permitido, violaban a las mujeres y no había ningún respeto hacia la familia (y mucho menos hacia los matrimonios). No se exterminó a la gente por sus ideas políticas, se les exterminaba sin ningún tipo de razón, se les mataba de hambre mientras ellos tenían el buche bien lleno (porque las fotografías de los líderes del KR no son precisamente de hombres famélicos) ¿Por qué sobrevivieron más mujeres que hombres? Por el simple hecho de que necesitamos menos calorías para vivir. El mercadeo que luego hicieron en la frontera con Tailandia, controlando el tráfico de gemas y piedras preciosas, indica que en absoluto eran mejores que esa “inmundicia humana” de la que hablas. Eran tan ávaros y corruptos como ellos y sólo deseaban tener a un país a sus pies.

  11. Mira Laura… ya se que ningun tipo de crimen es bueno. Basta con salir a la calle para darse cuenta de que el 75% de la poblacion es corrupta. Y cuando es corrupta me refiero desde pensar mal de otro o mirarlo con malos ojos solo porque es distinto. ¿Acaso no es peor que te maten por un celular o por unas miseras monedas? ¿O te agredan por gusto o porque no les simpatizas? Este descontrol humano es debido a que la television, radio, revistas, etc., te venden cualquier basura; te venden maldades y violencia, hacen que nuestros hijos se vuelvan ladrones o vulgares prostitutas. A cualquier persona decente le daria ganas de derribar antenas de television, de clausurar radios. A la verdad, lo que paso en Brasil con este joven que asesino a unos chicos en la escuela es un mero ejemplo de lo que se mereceria esta sociedad, de seres sin alma, sin sentimiento. Lo mismo quiso hacer el lider de “sendero luminoso” en Peru cuando hasta los pueblos aborigenes empezaban a caer en la delincuencia, la prostitucion y las inmoralidades traidas desde EEUU Y Europa. Si ahora no corregimos el presente tendremos un horrendo futuro

  12. […] personas que entrevistó, estaba Nuon Chea, el llamado hermano número dos, quien, junto a Pol Pot, dirigió la llamada Kampuchea Democrática (1975-1979). Casi diez años de relación que le han […]

  13. […] Falta en la lista, sin embargo, el líder del movimiento, Pol Pot, quien murió en la jungla en 1998 sin haber sido juzgado por un tribunal internacional. Pero, ¿quiénes son los cuatro acusados que se responderán ante la justicia a partir del […]

  14. […] Sary y Chuavechito Pot. Hasta que en 1997 creyendo que le hacía un favor al gobierno camboyano, Chuavechito boletea a Son Sen, el tiratiros a cargo de la S-21 durante su gobierno y de paso boletean un facazo a la mujer y al […]

  15. […] un reconocimiento legal de los crímenes cometidos por Pol Pot, el líder del régimen. Éste fue juzgado en 1979, tras la caída de los Jemeres Rojos, por un tribunal creado por el gobierno instaurado por los […]