Elecciones en el olvido: Singapur, Laos y Tíbet

7. mayo 2011 | Por | Categoria: Asia, Destacados, Laos, Singapur, Tibet


Tenzin Gyatzo foto 1 Elecciones en el olvido: Singapur, Laos y Tíbet

Tenzin Gyatzo es el XIV Dalai Lama

Durante las últimas semanas han tenido lugar varios procesos electorales en el sudeste asiático de los que no se ha contado casi nada (al menos en medios hispanos). El primero de ellos, y probablemente más importante, ha sido la elección del primer ministro tibetano en el exilio, puesto que ha sido otorgado a Lobsang Sangay, un profesor de la prestigiosa universidad de Harvard. Probablemente, el nombramiento no hubiera tenido más implicaciones si el Dalai Lama no hubiera renunciado a sus funciones políticas, que recaerán sobre el nuevo primer ministro. Lobsang se enfrenta así al reto de ser reconocido internacionalmente como interlocutor por la causa tibetana.

El pasado día 30 de abril, Laos celebró elecciones legislativas para definir la composición de los 132 escaños de su Parlamento. Es cierto que en Laos los procesos electorales son poco importantes, ya que la vida política del país está dirigida desde 1975 por el Partido Revolucionario Popular de Laos y aunque se pueden presentar independientes, éstos deben ser fieles a las líneas del partido.

Más interesantes, aunque también sin sorpresas, son las elecciones legislativas que hoy se están celebrando en Singapur. La “pequeña” ciudad-estado de cinco millones de habitantes es el país más desarrollado del Sudeste asiático. Presume de ser el más democrático y el único limpio de corrupción. Sin embargo, desde 1954, antes de la independencia de la isla con respecto de Malasia en 1965, un único partido ha dominado la vida política de Singapur, el Partido de Acción Popular (PAP), al que pertenece Lee Hsien Loong, actual primer ministro e hijo del fundador del Singapur moderno, Lee Kuan Yew. El principal interés de la actual convocatoria ha sido el cambio en la legislación, que permitirá una mayor presencia de oposición y, como cuenta Dolores Rodríguez en Asia Red, el cambio generacional (y tal vez de políticas) que se quiere llevar a cabo en el PAP.

Más información:

pixel Elecciones en el olvido: Singapur, Laos y Tíbet

6 comments
Deja tu comentario »

  1. Como siempre, Asia ignorada en la prensa … Claro, habiendo asuntos de “máxima” importancia como los partidos Barça – Madrid para qué molestarse en informar del continente abandonado :(

  2. El caso de Singapur me llama mucho la atención. En Marzo estuve visitando a unos amigos y cuando me explicaron lo de la sucesión de padre a hijo me pareció que aquello no tenía nada de distinto de los cambios generacionales en las distintas dinastías de Asia. Y lo de que se presente únicamente un candidato en una demarcación tampoco lo entienda. La libertad económica contrasta mucho con la falta de libertad política, aunque quizás sea más por falta de participación ciudadana que por represión.

    Pienso que por un lado, si las cosas van bien en Singapur y mantiene su crecimiento a la gente le importa un pepino quien esté en el poder y a la vez es muy difícil hacer oposición al gobierno. Si algo funciona, ¿para qué tocarlo?, deben pensar algunos; aunque en realidad se trate de un espejismo ya que Singapur no podrá mantener este ritmo de crecimiento hasta el infinito. Por otro, que esa restricción de libertades personales que hubo en el pasado y la fuerte presencia de las medidas de seguridad (carteles de prohibido esto y prohibido aquello por todos lados) han hecho que la población se haya amansado y sea reacia a protestar.

    Es cierto que en Singapur se vive bien, aunque quizás no sea preciso decir que aquello sea una auténtica democracia.

    Respecto a lo del Tibet, también pienso que es lamentable cómo ha pasado de desapercibido en la prensa.

    Gracias por ponernos al día, Laura.

  3. Yo no digo, o al menos no quería decir, que Singapur sea una democracia, sino que presume de serlo. A mí, por lo menos, me parece chocante que en una verdadera democracia un único partido haya gobernado durante 60 años y que reconozcan que tienen que cambiar la ley electoral para que se incluyan más partidos (aparte de que no se pueda comer chicle ;p).

  4. “un unico partido durante 60 años”. Por esa regla de tres, entonces ¿existe alguna democracia en Asia? En Japón también estuvo gobernando el mismo partido durante décadas hasta que hubo un cambio de gobierno en las anteriores elecciones. No conozco el caso de la Republica de China (Taiwan) ni de Corea del Sur, por ejemplo, quizás tú puedas responder cual es el país asiático que más se acerca al modelo de democracia…

    Saludos

  5. Bueno, por eso mismo se habla continuamente sobre si la democracia es un sistema compatible con los valores asiáticos. Yo diría que India se puede definir como una democracia, aunque primero habría que saber qué es una democracia. Si tomamos la definición de un sistema donde el ciudadano participa en la toma de decisiones, que es la que me parece más adecuada, España tampoco es una democracia. Si tomamos la definición más típica de un sistema donde se dan elecciones periódicas y donde se respeta de forma general el marco de la ley, ahí entran más países. En India, por ejemplo, es cierto que el Congreso Nacional Indio ha gobernado durante buena parte de los últimos 60 años, pero ha habido otros partidos y mayor diversidad, por ejemplo, en los gobiernos regionales. En Corea del Sur, los gobiernos son mucho más inestables, pero también hay un mayor juego democrático que en otros países asiáticos.
    Japón creo que tiene más lacras que los dos anteriores, por la importancia de las redes clientelares, algo similar a lo que ocurre en Tailandia. Creo que no hay que perder de vista los “experimentos” que está llevando a cabo Vietnam, donde se han empezado a elegir algunos representantes de forma abierta y directa, como en Danang. ¿Sería posible una democracia de partido único? Pero como digo, todo esto depende de la definición de democracia de la que se parta.

  6. Gracias por tu respuesta, muy informativa como siempre.