La larga espera de los refugiados

4. mayo 2011 | Por | Categoria: Camboya, Conflictos en Asia, Desarrollo, Tailandia


refugiados1 La larga espera de los refugiados

Desplazados camboyanos en Samrong, como consecuencia de los enfrentamientos fronterizos entre Camboya y Tailandia.

Si algo hay que me llame la atención de los refugiados y/o desplazados es cómo lidian con la espera. Los campos suelen ser lugares situados en otra dimensión del espacio y el tiempo. Lo que allí ocurre es, casi siempre, ajeno al devenir de lo que lo rodea. Esto es especialmente cierto en el caso de refugiados que huyen de su país como causa de un conflicto para instalarse en otro, generalmente en el del vecino. Los refugiados se quedan a menudo cerca de esa línea llamada frontera, esperando que las cosas al otro lado vuelvan a su cauce normal. Y mientras, el tiempo se para. 

La mayoría espera volver en unos días, tal vez unos meses. A menudo acaban quedándose años o décadas. En muchos países se les prohíbe además abandonar el campo, por lo que cualquier oportunidad de recomenzar una vida, de encontrar un trabajo, de llevar a sus hijos a una escuela y de integrarse con el resto de la sociedad simplemente se esfuma. Así que sólo les queda esperar. 

Los desplazados (internos), como los que tuvieron que abandonar sus casas en la frontera entre Tailandia y Camboya la semana pasada por los enfrentamientos, suelen estar en una situación jurídica algo más favorable (a pesar de que no hay un estatuto concreto para ellos, como en el caso de los refugiados), al estar dentro de su propio país. Sin embargo, viven también con la esperanza de poder volver cuanto antes a sus tierras y casas, para no perder sus pertenencias. La ayuda que se ofrece a los desplazados suele ser, sin embargo, menor y pasado cierto tiempo, la mayoría simplemente renuncia a su antigua vida. 

Los desplazados de la frontera camboyana están volviendo ya a sus casas tras pasar 11 días fuera de sus hogares por miedo a ser alcanzados por los disparos o las granadas. Fueron sólo 11 días, algunos incluso menos, pero la espera los estaba matando. Campesinos la mayoría de ellos, veían cómo las lluvias comenzaban a caer y ellos no podían preparar la tierra para plantar el arroz. Y sobre todo, no sabían cuándo podrían hacerlo. Estos son algunos instantes de aquellos días: 

refugiados54 La larga espera de los refugiados

En la ayuda repartida había miles de esterillas, para que pudieran sentarse a esperar.

refugiados22 La larga espera de los refugiados

En los asentamientos improvisados prácticamente no había agua potable y usaban la que obtenían de los pozos.

refugiados3 La larga espera de los refugiados

Los niños son los que parecen más ajenos a la espera e intentan encontrar cualquier momento para divertirse.

refugiados8 La larga espera de los refugiados

Los desplazados, sentados en filas, esperan el reparto de arroz.

pixel La larga espera de los refugiados

Deje su comentario

CommentLuv badge