El último viaje del «bamboo train»

17. junio 2011 | Por | Categoria: Camboya, Desarrollo, Destacados


bambutren3 El último viaje del bamboo train

Si hay algo que sea único de Camboya es el tren de bambú. Este pequeño ingenio comenzó a utilizarse en los años 80 como un método de transporte alternativo a las pobres carreteras que llevaban años abandonadas. El bamboo train o lorry, como lo llaman los camboyanos, permitía un transporte cómodo y barato en aquellas zonas donde había vía del tren.En algunos casos se ha convertido en un medio indispensable que conecta poblaciones que no tiene carretera o que se quedan aislados durante la época de lluvias. En Battambang, al norte del país, se formó además un pequeño sector turístico en torno al ingenio, que da suculentos beneficios a sus propietarios.

bambutren1 El último viaje del bamboo train

El limitado uso de las vías del tren durante las últimas décadas permitió que los lorries se utilizaran sin demasiado peligro, una vez que se conocían los horarios de los escasos trenes que circulaban. A finales de 2009 el tráfico se interrumpió haciendo aún más fácil el uso de estas ligeras plataformas de madera acopladas a un pequeño motor y a unas ruedas de acero.

bambutren2 El último viaje del bamboo train

El proyecto de renovación de la línea ferroviaria (a quien me conozca le debe de sonar bastante) acabará con este medio de transporte que será prohibido una vez que los trenes puedan volver a circular por las vías. Un proyecto cuyo beneficio para el país, y no sólo para un puñado de empresas, aún está por determinar (no se ha concretado, por ejemplo, cuáles serán los servicios de pasajeros aunque se ha prometido que los habrá y de momento sólo se ha previsto el transporte de mercancías) y cuyo plan de realojamiento para las personas que se queden sin casa y/o trabajo como consecuencia de la renovación deja mucho que desear.

El tren camboyano podría engrosar la larga lista de proyectos de desarrollo financiados por organismos internacionales, (en este caso el Banco Asiático de Desarrollo, quien ha concedido un crédito que el gobierno camboyano tendrá que devolver), que sólo ayudan al enriquecimiento de unos pocos.  Proyectos que además desplazan a miles de personas que, en su mayoría, no son compensadas de forma adecuada y que acaban viviendo en descampados sin agua ni electricidad. Sin duda, no se me habría ocurrido un modelo de desarrollo mejor ¿o sí?

Más en: El tren de bambú afronta su último viaje en Camboya

pixel El último viaje del bamboo train

One comment
Deja tu comentario »

  1. Esta es la triste realidad no sólo de Asia sino de todo el tercer mundo. Políticos y empresarios que patrocinados por los bancos de «desarrollo» desalojan y desplazan a miles de personas. Hace un tiempo sigo tu blog, es una excelente fuente de información para un parte del mundo casi ignorada por los medios latinoamericanos.