Impresiones de Malasia: sociedad

13. junio 2011 | Por | Categoria: Destacados, Malasia


malasia soc1 Impresiones de Malasia: sociedad

- ¿Es usted malayo (malay)?

- No, yo no soy malayo, responde. Los ojos se le ponen rabiosos.

- ¿Y ha nacido en China, entonces?

- Yo soy chino, pero he nacido en Malasia.

- Y no es malayo…

-No, soy malasio (malaysian)

La conversación tuvo lugar a escasos centímetros. El hombre, menudo pero con vitalidad, meneaba su bigote con desaprobación. No mostraba signos de enfado, pero sí de hartazgo por escuchar tan a menudo usar de forma errónea dos términos para él tan evidentes. Un malasio no tiene por qué ser necesariamente un malayo.

A primera vista, Malasia es un paraíso de la multiculturalidad. Indios, chinos y malayos, entre otras etnias, comparten un mismo espacio sin que parezcan molestarse los unos a los otros. Caminan por las mismas calles, compran en los mismos sitios y se toman un café en el mismo lugar, pero algo chirría en su armonía.

La etnia mayoritaria en el país, actualmente un 50 por ciento de la población, es la malaya. Algunos incluyen en la estadística a los indígenas, por lo que la proporción aumentaría al 60 por ciento, a pesar de que no comparten con ellos uno de sus rasgos más definitorios: su religión islámica. Los chinos son la principal minoría, con un 23 por ciento de la población, mientras que los indios suponen un 7 por ciento.

Las estadísticas son tajantes porque, a pesar de siglos de convivencia en el mismo territorio, las etnias se han mantenido prácticamente puras. En ese restaurante donde se toman el mismo café, es extraño ver grupos de amigos de malayos, indios y chinos o parejas mixtas. En Malasia incluso se han conservado intactas algunas costumbres ya perdidas en los países de origen, como el Thaipusam hindú.

malasia soc4 Impresiones de Malasia: sociedad

Malasia ha sido siempre un lugar de contacto entre la Asia más oriental y la occidental y un importante centro de negocios. Por ello, indios y chinos  han tenido una tradicional relación comercial con la zona desde, al menos, el siglo XV. Sin embargo, su número aumentó con el establecimiento de la Malaya Británica, hacia 1874, cuando los ingleses llevaron a miles de indios a trabajar los campos malayos, al mismo tiempo que los chinos llegaban a la península huyendo de los problemas políticos de su China natal. Fue además durante el periodo colonial cuando se perfilaron las diferencias entre los grupos étnicos y nacieron movimientos nacionalistas, especialmente en las etnias malaya y china.

Tras la independencia en 1957, las tensiones fueron creciendo al mismo tiempo que se definían las bases de un nuevo Estado que, sin embargo, no era uninacional. El establecimiento de un idioma oficial fue una de las cuestiones más controvertidas. El bahasa, lengua de la mayoría malaya, se impuso finalmente y el inglés fue reconocido como segunda lengua en determinados sectores como la educación. De nuevo, fueron los chinos los que se sintieron más amenazados, especialmente cuando quisieron eliminar su exclusivo sistema de escuelas para que sólo pudieran dar clases en inglés. Los malayos tampoco veían con buenos ojos a los chinos, quienes concentraban buena parte de las riquezas y negocios.

malasia soc2 Impresiones de Malasia: sociedad

Todo esto llevó a los graves disturbios de mayo de 1969, tras unas elecciones generales que terminaron de encender la mecha nacionalista. Unas 200 personas de la etnia china murieron en los enfrentamientos y el gobierno declaró el estado de emergencia. La respuesta a este claro desgaste del sistema social de Malasia llegó al año siguiente bajo el nombre de “Nueva Política Económica”, que satisfizo sólo a una de las partes en conflicto, los malayos. Se estableció así que al menos el 30 por ciento de la propiedad de las compañías malasias debería pertenecer a un bumiputra (etnia malaya).

Eso calmó los ánimos de los malayos, pero no llevó a un mayor entendimiento entre la etnia mayoritaria y el resto de grupos, en un conflicto que sigue latente. La quema de iglesias el año pasado por la controversia sobre el uso de la palabra Allah, que en Malaysia se refiere a cualquier Dios, también el cristiano, pone en el punto de mira a la élite malaya como principales causantes de los problemas de convivencia.

malasia soc3 Impresiones de Malasia: sociedad

En el 2009, el Primer Ministro, Najib Razak, propuso el concepto 1Malasia, que expresa sin duda la necesidad de unidad que tiene el país. “Espero que este sitio inicie un diálogo abierto y vital para explorar en nuestra identidad malasia, nuestro objetivo y nuestra dirección”, asegura el primer ministro en la página web creada para difundir la idea. Es, sin duda, un debate que determinará el futuro de un país que ha conseguido uno de los desarrollos económicos más rápidos de los últimos años, pero que se tambalea por la falta de entendimiento de sus ciudadanos.

pixel Impresiones de Malasia: sociedad

6 comments
Deja tu comentario »

  1. [...] Popular (que ahora se llama la Alianza del Pueblo) es la esperanza de muchos para acabar con la polarización racial que domina Malasia. Pero la limpieza no habrá acabado. La falta de cooperación entre las [...]

  2. Muy, muy interesante. A ver si de una vez me pasó por ahí!!

  3. [...] de Malasia: sociedad y [...]

  4. [...] Popular (que ahora se llama la Alianza del Pueblo) es la esperanza de muchos para acabar con la polarización racial que domina Malasia. Pero la limpieza no habrá acabado. La falta de cooperación entre las [...]

  5. [...] [1] Malasio es la nacionalidad de un habitante de Malasia. Malayo es el perteneciente a la etnia malaya (más aquí) [...]

  6. [...] estabilidad, sin embargo, está construida sobre un equilibrio muy frágil que reúne territorios y etnias diferentes bajo el control, al menos hasta ahora, de un grupo dominante: el de los malayos [...]

Deje su comentario

CommentLuv badge