Impresiones de Malasia: política

31. octubre 2011 | Por | Categoria: Destacados, Malasia


5717822424 1688cd2474 Impresiones de Malasia: política

Hace ya tiempo que comencé mi serie sobre mis impresiones de Malasia, con un post sobre la sociedad, pero por diversos motivos, no he encontrado el tiempo suficiente para seguir con los siguientes capítulos. Este, sobre política, lo he estado rumiando durante varias semanas, debido a la complejidad del sistema malasio. En realidad, en este caso el título de impresiones de Malasia sería poco adecuado ya que solo me llevé una impresión política de los días que pasé recorriendo una parte del país: los malasios, en general, no están contentos con sus instituciones políticas. Lo demás lo he aprendido en libros y “recortes” de prensa.

Malasia ha presumido desde su independencia en 1957 de ser uno de los países más estables del Sudeste Asiático y un ejemplo de democratización en un país que es, además, de mayoría musulmana. Lo primero es cierto: en los últimos 50 años solo se ha dado un incidente violento serio, las protestas de 1969, que enfrentaron a la comunidad china con la malaya.

La segunda afirmación plantea, sin embargo, más dudas. En los últimos 50 años, ha habido en Malasia 12 convocatorias de elecciones nacionales. Según la mayor parte de los analistas, ninguna de ellas ha sido libre ni justa. Como consecuencia, el gobierno ha estado siempre controlado por un único partido, el United Malays National Organisations (UMNO), aunque a través de diferentes coaliciones.

Una muestra del descontento que comentaba es el movimiento Bersih 2.0, que organizó una multitudinaria protesta en julio de este año y que, como respuesta, ha conseguido arrancar algunas promesas importantes al gobierno, como un cambio en el sistema electoral o la abolición de una polémica ley que permitía la detención por un periodo indeterminado sin necesidad de juicio.

Malasia es además un sistema federal formado en 1963 por la Unión Malaya, Sabah, Sarawak y Singapur. Este último adoptaría su independencia en 1965. Al igual que en España, la Constitución establece un reparto de competencias, aunque las atribuciones de los estados son mucho mayores que en el caso de las Comunidades Autónomas. El principal problema del federalismo malasio es que el reparto de poderes entre los estados no es equitativo, creándose provincias de primera y segunda categoría. Las principales víctimas de este federalismo desproporcionado han sido los estados de Sabah y Sarawak, situados en la maltratada isla de Borneo, que Malasia comparte con Indonesia y Brunei.

Malasia tiene además una peculiaridad más: es el único país del mundo con una monarquía rotatoria y uno de los pocos con reyes elegidos. Esto no quiere decir que la monarquía sea electiva en un sentido democrático, sino que hay un grupo de personas que ejercen por turnos el papel de Jefe de Estado (o Yang di-Pertuan Agong) y que se eligen entre ellos: son los nueves sultanes de Malasia. Al igual que la monarquía británica, de la que en parte se inspira, su papel es solo simbólico, aunque en ocasiones se han dado injerencia a nivel nacional y estatal.

No es extraño que los malasios no se encuentre satisfechos con su sistema político, especialmente las minorías china, hindú y los indígenas, que están excluidas de él. La política ha reproducido las diferencias sociales y los malayos controlan buena parte de las instituciones. La gran cantidad de actores, con múltiples intereses, dificultan aún más la participación de los ciudadanos, aunque el difícil equilibrio de fuerzas le convierte en uno de los sistemas más estables y menos corruptos del Sudeste Asiático.

pixel Impresiones de Malasia: política

3 comments
Deja tu comentario »

  1. En relación a lo que comentas de la política leí el otro día que hay un líder de la oposición malaya acusado de sodomía…por segunda vez.

    http://asiancorrespondent.com/67377/defense-ends-case-in-malaysias-anwar-trial/

  2. Sí, es cierto. La verdad es que habría muchas cosas más que comentar sobre la política de Malasia, me he centrado mucho en el sistema político, pero creo que voy a intentar hacer otro post sobre libertades políticas y civiles, que al fin y al cabo, forman también parte de la política.

  3. […] Impresiones de Malasia: sociedad y politica […]