Los perdones de Duch

20. febrero 2012 | Por | Categoria: Camboya, Destacados, Jemeres Rojos


duch03feb Los perdones de Duch

Kaing Guek Eav, alias Duch./ ECCC

El pasado 3 de febrero el Tribunal Internacional de Camboya condenó a Kaing Guek Eav, alias Duch, a cadena perpetua en la revisión a su condena previa de 35 años de prisión. Duch fue declarado culpable por la muerte de más de 12.000 personas dentro del centro de torturas S-21, que dirigió durante el régimen de los Jemeres Rojos (1975-1979). La sentencia incluía además la publicación de las disculpas y muestras de arrepentimiento mostradas por Duch durante las audiencias públicas, que han sido recogidas en un documento elaborado por el Tribunal. El documento solo puede leerse en inglés, francés o camboyano, así que he recogido algunos extractos y los he traducido al español:

Después del 17 de abril de 1975, Pol Pot se volvió más ambicioso y estableció la línea [política] que luego tendría tal impacto en las vidas de la gente. Pol Pot tenía todo, especialmente tenía decenas de miles de miembros del partido en sus manos. Los crímenes que se estaban cometiendo eran sorprendentes. Más de un millón de personas perdió la vida y como miembro del Partido Comunista de Kampuchea, acepto que tengo responsabilidad moral por los crímenes cometidos por el régimen de Kampuchea Democrática. Quiero expresar mi arrepentimiento y profundo dolor por todos los crímenes cometidos por el Partido Comunista de Kampuchea.Pronunciado el 31 de marzo de 2009, primer día de las audiencias sustanciales de su caso.

 Sobre los crímenes de acabar con la gente, las órdenes venían de escalones más altos por una cuestión de principios, y, aunque protesté en ocasiones, tenía que cumplir con ellas (las órdenes) todo el tiempo. Todavía llevo el peso sobre mí y los crímenes son mi responsabilidad. Por eso, ayer pedí perdón por las almas de los que murieron en Amleang (donde estaba situado el campo M13, que Duch dirigió antes que el S21 y donde fue encarcelado François Bizot). Pronunciado el 7 de abril de 2009.

Sobre la implementación de la política a lo ancho del país así como en el centro de seguridad S-21, en el S-21 se cometieron crímenes contra la humanidad contra al menos 12.380 personas (el número del tribunal son 12.272). Y en el país, aunque no tengo una cifra precisa para la gente que sufrió como consecuencia de la mala línea política, creo que fue más de un millón. Así que soy en parte responsable porque tenía unas tareas que desempeñar, no eran solo mis superiores. Pronunciado el 9 de junio de 2009.

No pido o necesito que ninguno de mis subordinados sea juzgado junto a mí en esta Cámara. Yo solo soy responsable legal y moralmente ante la Cámara de lo que ocurrió en el S-21. Pronunciado el 22 de julio de 2009.

Señor presidente, si se me permite, me gustaría asumir la responsabilidad moral total por los crímenes cometidos. Primero, no estoy traicionando las almas de las personas que murieron en el S-21 y admito que algunas personas murieron bajo tortura. Proclamo ante la nación y el pueblo de Camboya que eran actos barbáricosPronunciado el 18 de agosto de 2009.

Merezco cualquier castigo que el pueblo camboyano me quiera aplicar. Cuando yo soy personalmente cuestionado ante las víctimas, las numerosas viudas y huérfanos, acepto que me condenen. Me inclino ante ellos para que puedan ver que he reconocido mis crímenes. Pronunciado el 25 de agosto de 2009.

Quiero, ahora y siempre, pedir perdón de forma respetuosa y humilde por las almas de los muertos. Rezo a Dios (Duch se convirtió al cristianismo en los años 90) para que permita que esas almas descansen en paz. A los supervivientes (del S-21), sigo reconociendo mi responsabilidad moral y legal de los crímenes cometidos sobre vosotros en el S-21. A las familias de las víctimas, siempre mantendré mi posición respetuosa y humilde de pediros que dejéis, por favor, la puerta abierta a mis disculpas. Pronunciado el 25 de noviembre de 2009, última audiencia pública del juicio de Duch en primera instancia.

Más información:

pixel Los perdones de Duch

Comentarios cerrados