El único refugio para ancianos en Camboya

17. abril 2012 | Por | Categoria: Camboya, Desarrollo, En portada


6903191700 5887116708 El único refugio para ancianos en Camboya

Hace ya unos cuantos meses, escribí una historia sobre un pequeño pueblo de Camboya que había creado un centro para sus ancianos desamparados. No sé muy bien por qué nunca llegué a reflejarla en el blog, pero ordenando fotografías me he vuelto a reencontrar con sus historias y he pensado que merecían un hueco aquí. El centro, llamado Retirement village (pueblo de la jubilación) y situado en Cham Bak, una aldea polvorienta del este de Camboya que tiene poco más que unas cuantas casas de madera alienadas a los dos lados de una estrecha carretera, es un proyecto único en el país. Camboya no tiene un sistema público de pensiones y los mayores quedan a cargo de sus hijos cuando ya no pueden trabajar. Muchos, sin embargo, no se pueden (o no quieren) ocuparse de sus padres o abuelos y los dejan a su suerte, obligándolos a mendigar o a hacer pequeños trabajos para poder comer. Otros, simplemente no tienen familia en Camboya, aniquilada durante el régimen de los Jemeres Rojos u obligada a emigrar al extranjero en busca de trabajo.

6903203144 c4dc6ac1c3 El único refugio para ancianos en Camboya

Aunque el proyecto comenzó gracias a una importante donación internacional, su principal artífice es Vuthy, un joven camboyano de 30 años, que no quería seguir viendo a los ancianos de su pueblo natal mendigando. Su familia cedió un pequeño terreno detrás de su casa para construir el centro y Vuthy, un agente de recursos humanos que trabaja en la capital, convenció a los vecinos para que lo construyeran con sus propias manos. En junio del año pasado, el centro abrió sus puertas y comenzó a dar cobijo a ocho ancianos, todos ellos procedentes del mismo pueblo o de localidades cercanas. «El centro nos pertenece a todos y todos trabajamos en él, pero sólo los ancianos desamparados pueden quedarse aquí», me decía. Los vecinos colaboran ahora arreglando desperfectos, cocinando o cultivando arroz para asegurar el sustento del centro. Las donaciones se destinan principalmente a comprar material y a aumentar el número de recursos con los que cuenta el centro para poder ampliarlo algún día y exportar el modelo a otras poblaciones.

7049299035 e1e1705874 El único refugio para ancianos en Camboya

Pin Yon, de 84 años, y su esposa, Som In, de 82, (primera foto) son dos de los ancianos que ahora se refugian en el centro. A pesar de que sus hijas viven en el mismo poblado, no se hacían cargo de ellos alegando que apenas podían sustentar a su propia familia. Así que Pin Yon se levantaba cada día para labrar, con su espalda encorvada y apoyado en su bastón, un pequeño pedazo de tierra y Som In vendía la cosecha en el mercado. Nun Ni (tercera fotografía) se veía obligada a mendigar y a dormir en un cobertizo que un vecino le había dejado. De vez en cuando conseguía algún pequeño trabajo para poder ganar algo de dinero y comer, pero la mayor parte de los días su plato se llenaba con simple arroz blanco.

7049286161 1edebb01e6 El único refugio para ancianos en Camboya

El proyecto revierte además en el propio beneficio de la comunidad, ya que pone recursos a disposición de los vecinos para que puedan obtener ingresos con su trabajo y quedarse una parte. El centro tiene un campo para cultivar arroz, un huerto y una granja con diferentes animales. Menos de un dólar diario es lo que cuesta dar cobijo y alimentar a cada uno de los ocho ancianos, algo que, pese a su pobreza, supone solo un pequeño esfuerzo para los 1.000 habitantes de este pueblo modélico.

Puedes ver más fotos aquí y encontrar más información sobre el proyecto en su página web.

pixel El único refugio para ancianos en Camboya

One comment
Deja tu comentario »

  1. Muy emotivo Laura.