Tailandia sigue dividida dos años después de los camisas rojas

20. mayo 2012 | Por | Categoria: Destacados, Tailandia


IMG 4869 pt 600x403 Tailandia sigue dividida dos años después de los camisas rojas

Un camisa roja en una manifestación en marzo de 2010./ Laura Villadiego

El 19 de mayo es una fecha marcada para muchos tailandeses desde hace dos años. Ese día de 2010, el ejército tailandés entró en el centro de Bangkok y desalojó a la fuerza a miles de protestantes de los camisas rojas que habían ocupado la capital tailandesa durante dos meses para pedir elecciones. La brutalidad de los enfrentamientos se cobró al menos 91 víctimas desde el primer asalto en el mes de abril. Una de las víctimas más significativas fue Kamolkate Akkahad, más conocida como Kate, una enfermera que acabó con su cuerpo agujereado de arriba abajo por 11 balas mientras intentaba asistir a los heridos en uno de los templos cercanos, una zona supuestamente segura. Las heridas siguen abiertas dos años después y miles de camisas rojas han salido a las calles hoy para recordarlo.

El movimiento de los camisas rojas surgió en torno a la figura de Thaksin Shinawatra, antiguo primer ministro (2001-2006), que se ganó la simpatía de buena parte de los tailandeses gracias a sus medidas dirigidas a los más pobres (y que sus detractores han considerado como populistas). El movimiento, que surgió como reacción al golpe militar que depuso a Thaksin en 2006, se ha hecho cada vez más heterogéneo, aunque su principal base se encuentra entre la población rural, especialmente de las provincias menos desarrolladas del noreste del país. Sus “enemigos” directos son los camisas amarillas, un grupo monárquico que ganaron fama mundial cuando ocuparon los dos principales aeropuertos de Bangkok a finales de 2008 para forzar un cambio de gobierno, que aún estaba en manos de los camisas rojas. El punto álgido de los enfrentamientos se produjo entre marzo y mayo de 2010 cuando hasta 100.000 camisas rojas llegaron a ocupar las calles de Bangkok en una larga manifestación que acabó en una dura represión.

Desde entonces, manifestaciones de uno y otro bando colorean las calles de Bangkok con una frecuencia decreciente, y han sido casi inexistentes desde que Yingluck Shinawatra, la hermana pequeña de Thaksin, se hizo con la jefatura de gobierno en unas elecciones que ganó con mayoría absoluta el pasado mes de julio. El año pasado, en la conmemoración del 19-M, solo unos 10.000 camisas rojas se congregaron en Ratchaprasong, donde tuvo lugar el desalojo, a pesar de que aún no se habían celebrado las eleccione . Doce meses después, la policía espera al menos 50.000 manifestantes y el United Front for Democracy Against Dictatorship (UDD), la organización de los camisas rojas, calcula que se volverá a alcanzar la cifra de 100.000. ¿Por qué tantos ahora?

Seguir leyendo en Miradas de Internacional

pixel Tailandia sigue dividida dos años después de los camisas rojas

Comentarios cerrados