Claves de las elecciones en Malasia

5. mayo 2013 | Por | Categoria: Destacados, Malasia


dataran crowd cops Claves de las elecciones en Malasia

Malasia celebra hoy las que serán problamente las elecciones generales más tensas de su historia. Por primera vez desde su independencia en 1957 el partido en el poder, el Barisan Nasional, podría perder los comicios. Cualquier duda sobre la legimitidad del resultado podría además lanzar a decenas de miles de personas a las calles, como ya ha ocurrido en varias ocasiones en los últimos dos años. ¿Cuáles son las claves de estas elecciones fundamentales para la región del Sudeste Asiático?

¿Qué está en juego en Malasia?

Malasia es una de las economías más prósperas del Sudeste Asiático y uno de los países más estables de la región. Su estabilidad, sin embargo, está construida sobre un equilibrio muy frágil que reúne territorios y etnias diferentes bajo el control, al menos hasta ahora, de un grupo dominante: el de los malayos musulmanes.

Aunque a menudo se suelen utilizar como sinónimos, malasio y malayo, en realidad, no quieren decir lo mismo. Malasio es una nacionalidad y malayo es una etnia que, si bien mayoritaria, comparte esa misma nacionalidad con grupos de etnia china, india y los llamados indígenas. Las etnias se han mantenido puras a lo largo de la historia del país y las tensiones son frecuentes, especialmente entre la comunidad china y la malaya. No en vano, la expulsión de Singapur en los años 60 tuvo que ver, en buena parte, con su mayoría china, mientras que el episodio más violento de la historia del país, las protestas de 1969,  enfrentaron a la comunidad china con la malaya precisamente después de unas elecciones.

El otro gran asunto en juego será el de la transparencia del proceso electoral. Los detractores aseguran que este dominio del Barisan Nasional se ha construido sobre el fraude electoral y que ninguna de las 12 convocatorias que ha habido durante la historia de Malasia han sido ni justas ni limpias. Al acoso de los principales opositores, se añaden serias dudas sobre el proceso, como que no se utilizara tinta indeleble en las papeletas.

Las protestas han tomado fuerza durante los últimos años gracias al movimiento Bersih (limpio en bahasa), del que ya hablamos en este blog. Varias convocatorias multitudinarias en la capital, Kuala Lumpur, han obligado al gobierno a responder reformando el voto por correo, introduciendo finalmente la tinta indeleble y estableciendo un control más intenso sobre los puestos de voto.

Pero cualquier duda sobre la legalidad de los resultados, algo que es probable que ocurra, podría lanzar a cientos de miles de personas a las calles. El resultado será probablemente ajustado (una de las últimas encuestas da una intención de voto de aproximadamente el 40 por ciento a cada una de las dos principales coaliciones) pero aún con una pequeña ventaja para el Barisan Nasional, lo que no gustará a los detractores.

¿Quiénes son los principales candidatos?

El actual primer ministro Najib Razak, 59, es el actual líder del Barisan Nasional, además del hijo del segundo primer ministro del país Tun Abdul Razak. La buena marcha económica del país es su principal baza para ganar las elecciones, pero las últimas encuestas muestran que sus apoyos están cayendo. No obstante, Najib Razak ha sido el candidato del Barisan Nasional que peores resultados ha cosechado de la historia. Ya en 2008, cuando accedió al poder, la coalición perdió la mayoría de dos tercios en el parlamento que había obtenido en las convocatorias anteriores.

Su gran opositor será Anwar Ibrahim, 65, que lidera el Pakatan Rakyat, una coalición de tres partidos que incluye una formación de mayoría china y un polémico partido panislámico que quiere implantar la sharia a la comunidad islámica. Precisamente la transparencia y una política menos discriminatoria hacia las etnias minoritarias son sus principales propuestas de gobierno. Anwar  es uno de esos ejemplos de líderes opositores acosados por la justicia, especialmente por los dos procesos por sodomía (la homosexualidad está penada en Malasia) a los que ha sido sometido y por los que ha sido finalmente absuelto. Ha pasado además seis años en la cárcel por corrupción.

El nuevo electorado será probablemente la clave de estos comicios. Un 22 por ciento más de personas votarán hoy en comparación a las elecciones de 2008. De los 13,3 millones de personas llamadas a las urnas, un 19 por ciento tendrá menos de 29 años (14 por ciento en 2008). Un aire fresco harto de la política tradicional que podría dar un vuelco a la historia del país.

Ver más en este blog:

pixel Claves de las elecciones en Malasia

Comentarios cerrados